¿Como Vivir Más Agradecido?


Actualmente estoy en una etapa espiritual y personal un poco distinta, y por decir así, nueva.  Dentro de mi relación con Dios y mi búsqueda espiritual, me he dado cuenta que el verso de la Biblia en Romanos 12:2 (NVI) "No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente..." ha cobrado un nuevo significado en mí.

Si nos dejamos llevar por la sociedad y las formas de pensar que la televisión, la prensa y las personas diariamente nos "bombardean", vemos como poco a poco vamos cayendo en patrones de estrés, depresión y frustración. Muchas veces no sabemos ni el porqué de estos patrones. Simplemente los aceptamos como "parte del paquete" que nos trae esta generación.

Si somos honestos con nosotros mismos podemos concluir que en algún punto de nuestras vidas nos hemos "amoldado al mundo actual".  Algunas de las formas en que nos hemos "amoldado al mundo" son:

- Adicciones a las redes sociales - Revisar el Facebook, Instagram o Snapchat cada ciertos minutos, inclusive dentro de horas laborables.

-  Adicciones al consumismo impulsivo - Tener que comprar ese nuevo teléfono celular tan pronto sale al mercado, comprar solo ropa de marcas costosas, comprarse un auto de lujo aunque la cuota mensual esté por encima de nuestras capacidades financieras, deudas extremas en tarjetas de crédito, etc.

- Adicciones a la comida, cafeína, alcohol y/o drogas - De más estaría explicar el efecto negativo que tiene estas adicciones. 

¿En que forma nos afectan estas adicciones?

Algunas adicciones parecen ser mas "inofensivas" que otras. A lo mejor piensas que revisar las redes sociales de forma consistente no sea malo sino que mas bien te mantiene informado(a) y "conectado al mundo". A lo mejor eres de los que les encanta los "juguetes tecnológicos" y tienes que estar al día cuando lanzan uno nuevo al mercado. O tal vez eres de los que piensa que trabajas muy duro y que te mereces ese Lexus, Mercedez o BMW.

Y es verdad. No hay nada MALO como tal en esto que he mencionado, solo que a veces sacrificamos tiempo de calidad con la familia, nuestras amistades y, aún mayor, con nuestro Dios porque tenemos que trabajar para poder pagar las tarjetas de crédito, o la cuota mensual del auto de lujo o la hipoteca de la casa que te consume mas de la mitad de tu cheque.

Cuando eso ocurre, desafortunadamente entramos en el patrón de:

- Trabajar

- Ganar Dinero

- Gastar Dinero

- Volver a Trabajar


Y es ese el patrón que activa la depresión y la frustración que te impide vivir una vida de calidad y gozo junto a tus seres queridos.  Ese patrón mencionado arriba te impide de buscar a Dios con una mente enfocada.  Ese patrón mencionado arriba produce que tengas discusiones con tu cónyuge y/o tus hijos.

La parte "mala" de ser adicto a las redes sociales es que, sin tu quererlo ni notarlo, a lo mejor comienzas a desear todo lo que tus amigos poseen y colocan en las redes:

- Auto Nuevo

- Vacaciones Lujosas

- Casa Nueva

- Ropa de marcas costosas

- Tecnología Nueva 



¿Como podemos liberarnos de estas adicciones?

El proceso no es fácil ya que yo apenas lo voy comenzando y me cuesta bastante. Debemos de pedirle a Dios que nos dé un espíritu de contentamiento y agradecimiento constante.

Vivir con contentamiento y en constante agradecimiento nos permite disfrutar lo que tenemos mientras nos aguanta el impulso de querer tener más y más.  Cuando diariamente somos agradecidos por tener un auto, así no sea de lujo, o por pasar tiempo en familia así no sea en unas costosas vacaciones, poco a poco nos vamos desconectando de las formas de pensar de la sociedad.

Mientras más contentamiento y más agradecimiento tengamos, más vida y entendimiento le damos a Romanos 12:2.

Samy Galí

1 comentario

  • Daniel
    Daniel Perú
    Amen Dios bendiga las enseñanzas que comparte.

    Amen Dios bendiga las enseñanzas que comparte.

Agregar comentario