El Vencedor "Vencido".

¿Alguna vez has leído estos versos de la biblia?:

Romanos 8:28-37(RVC)
Más que vencedores

28 Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo a su propósito. 29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que sean hechos conforme a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, también los llamó; y a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.

31 ¿Qué más podemos decir? Que si Dios está a nuestro favor, nadie podrá estar en contra de nosotros. 32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? 33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la derecha de Dios e intercede por nosotros. 35 ¿Qué podrá separarnos del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro, espada? 36 Como está escrito:

«Por causa de ti siempre nos llevan a la muerte,
Somos contados como ovejas de matadero.»

37 Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Estos versículos bíblicos realmente lo que nos revela es que Dios es soberano y por lo tanto todo lo que nos ocurre no lo toma por sorpresa ni todo lo que nos ocurrirá tampoco. Como bien dice el versículo, "también los predestinó…". O sea que todos tenemos un propósito y un destino por cumplir. 

Tambiėn me gusta mucho la parte que dice "somos más  que vencedores por medio de aquél que nos amó". Y aunque tan solo esa frase puede ser base suficiente como para vivir victoriosos el resto de nuestras vidas, la realidad es que las preocupaciones y constantes luchas del día a día lo menos que hace es acordarnos que gracias a Cristo somos mucho más que un vencedor. Las constantes preocupaciones y las metas por alcanzar son algunas de las "fichas" que Satanás utiliza para distorsionar la verdad que ya Dios ha dicho sobre nosotros y lo que hace el enemigo es "bombardear" nuestra mente con mentiras para que dejemos de creerle a "aquél que nos amó y nos predestinó".

¡Pero te tengo buenas noticias! Satanás jamás podrá cambiar un decreto que Dios, en su función de Rey, haya hecho sobre Tí. Ahora, lo que sí puede hacer es convencerte con sus mentiras de tal forma que creas lo que no tienes que creer y termines dejando de creer lo que en realidad tenías que creer. 

Por lo tanto, no le des la oportunidad a Satanás de llamarte un "Vencedor Vencido" sino que te animo a que no importa lo que estés atravesando en estos momentos, simplemente digas esta frase conmigo: "Señor, yo creo que me predestinaste para cumplir un propósito aquí en la Tierra y que no importa las tormentas que yo esté atravesando nada va a impedir que yo deje de llamarme…MAS QUE UN VENCEDOR".

Dejar un comentario

Agregar comentario